8/3/14

Competencias básicas


COMPETENCIAS BÁSICAS: ¿Cómo evaluar con ccbb? ¿cómo evaluar por ccbb? Ideas para abordarlas, etc. Sobre esto versó una charla el 6 de marzo de 2014 impartida en el CFIE de Benavente por Ángel Pueyo, del Grupo Actitudes (http://www.grupoactitudes.com/). La organizamos dentro del marco de actividades del Proyecto de Innovación Pedagógica sobre metodología y evaluación que llevamos en dos centros de la localidad. El contenido de la misma fue similar al de otra celebrada en Burgos unos meses antes y que muestran en su web (y en Youtube). Es el vídeo que insertamos a continuación. Nos sirve para recordar cosas allí tratadas, aunque nuestra sesión fue más breve.-                                                                                                            (Enlace a la editorial de este libro:  http://bit.ly/MWbYYC)

)

A falta de un análisis más sosegado, la recepción de propuestas resultó "diversa"... A algunos les gustó contar con propuestas sencillas para comenzar a trabajar conjuntamente... Incitó a ello: posibilidad de plantear objetivos para abordar algunas competencias básicas desde las diferentes áreas representadas por los asistentes (Educación Física, Inglés, Lengua y Literatura, Economía, Ciencias Naturales, Geografía e Historia, Administración, etcétera).

El tema de las programaciones se encajó de modo desigual: Ángel fue muy crítico en su análisis sobre cómo están hechas las programaciones y cómo se aplican. Sirvió para que algunos se lo planteen seriamente y hayan decidido abordar ese asunto de lleno a la luz de lo que se planteó allí. En general se aceptó la utilidad de reflexionar sobre algunos malos hábitos de la práctica docente de cada día; aunque también no se aceptó de buen grado por parte de varios asistentes la dureza de algunos planteamientos del ponente (sobre las programaciones en general). Algunos buscaban algo más concreto, algo aplicable más directamente en el aula... Si bien, se valoraron positivamente las propuestas de autocorrección, la valoración de trabajos en grupo para buscar la equidad, las exposiciones... Cosas que algunos hubieran preferido profundizar. Un ejemplo, el tema de los trabajos como una alternativa de evaluación al examen.

Si la relacionáramos con la charla de Burgos, la nuestra fue menos sistemática: hubo una segunda parte que derivó hacia discusiones (las referidas a si la deficiencia generalizada de las programaciones) que no resultaron muy provechosas en relación con el tema evaluación y metodología. Los desacuerdos están ahí, quizá para otro encuentro con el ponente.
Sus veloces planteamientos nos hacen coincidir en la necesidad de visitar los documentos que han dispuesto en su página web para aclarar detalles y concretar la evaluación de competencias.
Quedó fuera de la sesión abordar las nuevas tecnologías, es decir, el papel de las TIC en esto de las competencias. Ya se verá...
Curiosamente, satisfizo a los asistentes menos apasionados de las TIC el hecho de que apenas se refiriera a ellas en sus planteamientos, de modo que se dio como normal el hecho de trabajar en competencias sin estar excesivamente dependiendo de las TIC. Supongo que eso no va con la "Competencia digital"... Siempre sorprende que incluso en grupos, proyectos o lo que sea relacionados con las TIC aparezcan esporádicos cuestionamientos de las mismas... Para trabajar competencias básicas este momento histórico es único en cuanto a tecnología y recursos: cada día ofrece más posibilidades que el anterior.

Algo que debe advertirse al ponente (o al Grupo Actitudes), según se observa en la sesión de Burgos y en la celebrada en Benavente, tiene que ver con el tema "trabajos" en cuanto método de evaluación. Y es que, según se deduce del entorno cercano y menos cercano, los trabajos apenas ocupan un lugar relevante entre los procedimientos habituales de evaluación; puede que en alguna medida y depende de ciertos profesores. Pero hoy por hoy, aunque sea deseable ese lugar relevante para los "trabajos", lo cierto es que el método de evaluación (y a la vez de calificación, que sirve para todo) es el examen, en cualquier nivel. Y por eso no podemos sacar la debida sustancia a la ponencia: porque estamos a la búsqueda de alternativas reales, no complementarias. Lo que predomina en nuestros centros es el examen, a diestro y siniestro, a todas horas... Cualquier estudiante de Secundaria hace más de 60 exámenes cada curso... Educación enfocada a la evaluación...
No obstante, Ángel insistió en un aspecto fundamental, muy positivo para ir cambiando cosas: evaluación formativa, que siempre ha estado ahí y que poco se practica. Enseñar a hacer las cosas cada vez mejor: quizá el aspecto que más sintoniza con la pretensión de innovar. Fue constante en este sentido a lo largo de la charla. Merece la pena reconsiderarlo: la evaluación formativa encaja mejor con una Educación enfocada más hacia el aprendizaje.
Práctica y útil resultó su crítica al cómo se acostumbran a evaluar las competencias básicas en las sesiones de evaluación al uso: opiniones improvisadas para rellenar unas casillas y niveles de alto, medio bajo relacionados con la nota de Matemáticas, Lengua, Ed. Física, etc. Sencillamente es una práctica muy extendida, totalmente absurda y que debe reconsiderarse. Hay documentación y normativa suficiente para establecer niveles competenciales. Es evidente que una reflexión-formación será indispensable, y mejor si va acompañada de autocrítica constructiva. Ahí tienen un reto los equipos directivos, al igual que es un reto para equipos de docentes, sin más.
Hubo muchas más cosas. La vehemencia del ponente nos despistó un poco, para bien y para mal. Por tanto, toca volver a las propuestas más sosegadamente, y las aportaciones serán numerosas. A tal efecto, en línea con lo que venimos practicando desde meses, merece la pena recurrir al vídeo (en este caso el de Burgos nos sirve totalmente) y extraer lo que cada uno necesite, para trabajar solo o en equipo.
(Luis C. -coordinador P.I.E.-)

Curriculum bimodal